SOBRE MI

Pintor nacido en Barcelona en 1965.

En sus inicios, pintor de paisajes con influencias de la pintura Olotina.

Tras una etapa desarrollando este estilo, busca nuevas formulas para “modernizar” su pintura y seguir un proceso evolutivo de sus obras.
Admirador de arquitectos como, Le Corbusier (Charles Edouard Jeanneret-Gris), Ludwig Mies van der Rohe, Frank Lloyd Wright entre otros por su capacidad arquitectónica en el diseño de espacios.

Su fuerte pasión por la naturaleza, la fauna, el gran respeto que siente por el medio ambiente y su constante inquietud pro-activa por la conservación del ecosistema, le hacen sentir como el se define "un naturalista".
Con todo ello consigue tener todos los ingredientes para elaborar su estilo de pintura predilecto "Fusión de paisajes".

El proceso
Como soporte utiliza vistas de interiores, pudiendo ser estancias como salones, habitaciones…o vistas exteriores con elementos como vehículos, casas...

El desarrollo de esta parte la realiza con inclinación hacia el pop o pop-art. En algunos casos con colores fríos, en otros con colores calientes y vibrantes. Para finalizar esta fase, delimita en negro los elementos para encerrarlos en su propia atmósfera plana y carente de vida.

Para Mario García esta parte es secundaria y los únicos elementos realistas que se pueden encontrar en ella son detalles de animales como perros, gatos, flores, obras de arte, frutas...
Los exteriores, espacios abiertos, pintados de forma realista buscan el contraste, creando un impacto visual en el espectador.

Su obra se encuentra principalmente en Galerías de EE.UU.

 

 

 

 

 

Es casi imposible que la obra de cualquier pintor no sea un poco autobiográfica.


Durante el desarrollo de las obras, no podemos evitar en ellas el reflejo de nuestras propias vidas.

Las personas, lugares y ambientes por los que pasamos, acaban formando un diario con imágenes. La pintura se convierte en algo personal y se muestra con descaro ante los ojos de sus espectadores.


Pintar es una exhibición pública del interior, una pérdida de intimidad voluntaria, los deseos, gustos, fantasías, ideas…

En la pintura encontré un medio rápido para expresarme y confesarme, una vía de escape, una amiga y una amante.

La pintura me está enseñando que las cosas son como son. 
Pinto lo que vivo y lo que soy.

Mis pinturas reflejan estados de ánimo, intuiciones, sensaciones. 
Ellas no quieren ser un acto de reproducción fiel, si no mas bien el fruto de un proceso de contemplación e interiorización del sujeto."

Mario García Miró

 

volver